CUANDO SUBA LA MAREA

Viñales-01

Viñales-06

Cuando suba la marea y el Atlántico derrame sus lágrimas en tus aceras,

cuando caiga la noche y el sol en su descenso tiña de rojo el malecón,

cuando suenen las notas de una guitarra y el cantor entone una balada,

cuando los amantes derramen el vino de su amor,

Entonces y sólo entonces, te dedicaré un poema.

No le cantaré a tus viejas heridas, ni a los héroes de tus batallas,

tampoco a tus extensas playas de aguas cristalinas,

ni a los campos de caña o de tabaco.

No malgastaré la tinta de mi pluma escribiendo soflamas

y  tampoco pintaré los muros de tus calles con consignas trasnochadas.

Pero tu gente, ¡oh tu gente!,

tus hermosas mujeres de cimbreantes caderas,

los dorados torsos de los jóvenes empapados de sudor tras la danza,

las sonrientes caras de los niños que juegan a pelota en la Plaza Vieja,

ellos si merecen mis versos.

 

Fotos y Texto: © Conchita Meléndez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s