LLEGO PARA LA PRIMAVERA

partir

Llego para la primavera
como una brisa fresca y clara.
Se instaló en mi corazón
como si fuera su casa.
Pasó el verano jugando en la orilla del mar
con la mirada perdida en el horizonte.
En otoño empezó a construir barquitos de papel
que depositaba en las acequias de mi calle.
Cuando el invierno hizo acto de presencia
hacía tanto que se había marchado
que apenas quedaba un recuerdo.
A veces dudo si fue real
o tan sólo un sueño inventado.
Texto y Fotos: © Conchita Meléndez