LA FERIA

La-Feria-03

La-Feria-05

La-Feria-04

La-Feria-02

La-Feria-01

Y  nosotros  salimos  ganando  porque  la  feria  de Zapotlán se  hizo  famosa  por  todo  este   rumbo.   Como   que   no   hay   otra   igual.   Nadie   se   arrepiente   cuando viene   a pasar  esos  días  con  nosotros.  Llegan  de  todas  partes,  de  cerquitas  y  de  lejos,  de  San  Sebastián  y  de  Zapotiltic,  de  Pihuamo  y  desde  Jilotlán  de  los  Dolores.  Da  gusto  ver  al  pueblo  lleno  de  fuereños,  que  traen  sombreros  y  cobijas  de  otro  modo,  guaraches  que  no  se  ven  por  aquí.  Nomás  al  verles  la  traza  se  sabe  si  vienen  de  la  sierra  o  de  la  costa. Muchos  tienen  que  quedarse  a  dormir  en  los  portales,  en  el  atrio  de  la  Parroquia  o  en  la  plaza,  junto  a  los  puestos  de  la  feria,  porque  no  hay  lugar para tanta gente. En todas las casas hay parientes de visita y duermen de a   tres   y   de   a   cuatro   en cada   pieza.   Los   corrales   se   vacían   de   gallinas   y guajolotes. Y no hay puerco gordo, ni chivo, ni borrego que llegue vivo al Día de la Función…

Fragmento de la Novela “La Feria”,  de Juan José Arreola

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s